Rayuelasdespagnol’s Blog


Todos los Santos y Dia de los Difuntos en España

Origen: Samhain

Ha sido practicada desde hace más de tres mil años por los pueblos celtas que han poblado toda Europa (en la Península Ibérica en lugares como Galicia, el norte de Portugal, algunas zonas de Asturias, Cantabria, Euskadi, Navarra, y en gran parte de León).

Es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano que dominó Europa hasta la evangelización del cristianismo, en la que se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Año Nuevo Celta” (mitad del equinoccio de verano y el solsticio de invierno), que comenzaba con la estación oscura. Marca el final del verano y de las cosechas. En los idiomas gaélicos “Samhain” es la palabra para “noviembre” y puede significar “fin del verano”.Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro y cambio de temporada agrícola) como de apertura al otro mundo. Se celebraba con una serie de festividades que duraban una semana, finalizando con la fiesta de “los muertos”.

Para la cultura celta el lugar de los muertos era un lugar de felicidad perfecta en la que no había hambre ni dolor. Celebraban esta fiesta con ritos en los cuales, los sacerdotes druidas, sirviendo como “médium”, se comunicaban con sus antepasados esperando ser guiados en esta vida hacia la inmortal. Se dice que los “espíritus” de los muertos venían en esa fecha a visitar sus antiguos hogares. Para mantener a los espíritus contentos y alejar a los malos de sus hogares, dejaban comida fuera, una tradición que evolucionó convirtiéndose en lo que hoy hacen los niños yendo de casa en casa pidiendo dulces.

La invasión de los Romanos (46 a.C) a las Islas Británicas dio como resultado la mezcla de la cultura Celta con las festivales a la diosa romana de la cosecha, Pomona.

Todos los Santos (1 de Noviembre)

Todos los Santos y Dia de los Difuntos en España. Vela

Desde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a “Todos los Mártires”. Tres siglos más tarde el Papa Bonifacio IV (615 d.C) transformó un templo romano dedicado a todos los dioses (panteón) en un templo cristiano dedicándolo a “Todos los Santos”, a todos aquellos que nos habían precedido en la fe. La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de Mayo, pero fue el Papa Gregorio III (741 d.C) quien la cambió de fecha al 1º de Noviembre, que era el día de la “Dedicación” de la Capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma. Más tarde, en el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la Fiesta de “Todos los Santos” se celebrara universalmente. Como fiesta mayor, ésta también tuvo su celebración vespertina en la “vigilia” para preparar la fiesta (31 de Octubre). Esta vigilia vespertina del día anterior a la fiesta de Todos los Santos, dentro de la cultura Inglesa se tradujo al inglés como: “All Hallow’s Even” (Vigilia de Todos los Santos).

Día de los Difuntos (2 de Noviembre)

Cementerio el Dia de los Difuntos en España

La Conmemoración de los Fieles Difuntos, popularmente llamada Día de Muertos o Día de los Fieles Difuntos, es una celebración cristiana que tiene lugar el día 2 de noviembre, cuyo objetivo es orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrena y que se encuentran aún en estado de purificación en el Purgatorio. En el año 998, San Odilon, abad del Monasterio de Cluny, al sur de Francia, instauró para el día 2 de noviembre, la festividad de Todos los Fieles Difuntos en la orden benedictina. En el siglo XIV Roma lo aceptó y lo extendió a toda la cristiandad.

Celebración en España

En España, dentro de la tradición católica se realiza una visita a donde yacen los antepasados y los cementerios se llenan de flores, celebrándose varias misas en honor de los muertos. Es el día del año en que más flores se venden.

Comidas típicas: huesos de santo y buñuelos (en toda España), postre de gachas (en Jaén), castañas asadoas (en Galicia -Magosto-, Asturias –Amagüestu- y Castilla), arrope y calabazate (en Murcia), rosquillas de anís y patatas asadas (en Salamanca), arroz y talladetes (en Alicante), borrachillos (en Andalucía), panallets ( en Cataluña) y rosaris (en Mallorca).

huesos-de-santo-reposteria

Tradiciones españolas de tradición celta en la región asturgalaica

Samhain

Rafael López Loureiro comprobó que existía por toda Galicia hasta hace menos de treinta años. También su pervivencia en el norte de Cáceres, alrededor de la zona en la que están situadas las aldeas de habla gallega, y en zonas de Zamora y de Madrid. Analizó la relación de la costumbre de las calabazas con el culto a la muerte y a semejanza con las tradiciones hermanas de las islas británicas. Hasta llegó a detectar peculiaridades como la de Quiroga (Galicia), donde la calabaza tallada se seca y se conserva para usarla como máscara en el Entroido (carnaval).

La Santa Compaña

La Santa Compaña es, en la mitología popular gallega o asturiana (con el nombre de Güestia), una procesión de muertos o ánimas en pena que por la noche (a partir de las doce). Su misión es visitar todas aquellas casas en las que en breve habrá una defunción. Esta procesión fantasmal forma dos hileras, van envueltas en sudarios y con los pies descalzos. Cada fantasma lleva una vela encendida y su paso deja un olor a cera en el aire. Caminan emitiendo rezos (casi siempre un rosario), cánticos fúnebres, exclamando “Andad de día que la noche es mía” y tocando una pequeña campanilla. A su paso, cesan previamente todos los ruidos de los animales en el bosque. Los perros anuncian la llegada de la Santa Compaña aullando de forma desmedida, los gatos huyen despavoridos y realmente asustados. Pueden aparecer en diferentes lugares, pero predominan las encrucijadas. Hay fechas concretas en las que se dice que tiene más incidencia las apariciones de la Santa Compaña, como por ejemplo, la noche de Todos los Santos (entre el 1 y el 2 de noviembre) o la noche de San Juan (24 de junio).

gestia1

Modo de protegerse contra esta procesión de no muertos:
• Apartarse del camino de la compaña, no mirarles y hacer como que no se les ve.
• Hacer un círculo en el suelo y entrar en él.
• Rezar y no escuchar la voz ni el sonido de la compaña.
• Tirarse boca abajo y esperar sin moverse, aunque la compaña le pase por encima.
• Jamás tomar una vela que nos tienda algún difunto de la procesión, pues este gesto condena a formar parte de ella y a morir.
• Cuenta la leyenda que la Santa Compaña no tendrá el poder de capturar el alma del mortal que se cruza con ella si éste se halla en los peldaños de un “cruceiro” situados en los cruces de caminos o si porta una cruz consigo y logra esgrimirla a tiempo.

Fuente del texto: Wikipedia

Anuncios